Recorriendo el camino

Para un momento y piensa, en dónde te encuentras ahora, en qué momento de tu camino llamado vida te encuentras.

Mira hacia atrás y observa cómo ha sido tu vida, si te gusta, sino te gusta, qué cambiarías y qué no, tus amigos, los que has ido dejando por el camino y los nuevos que has hecho. En una palabra, haz un resumen de tu pasado.

Ahora mira hacia el futuro, ¿seguirías igual? ¿qué modificarías al ser consciente de tu pasado? O igual lo dejas como está porque te sientes bien, no como para evolucionar, pero si como para seguir en la comodidad de tu zona de actuación.

Y ahora ve un momento al presente, al aquí y al ahora, porque es desde aquí donde una vez hecho inventario de tu vida, puedes cambiar el futuro, aunque sepamos que el futuro son las decisiones que tomamos en cada momento en el aquí y en el ahora.

Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.

Friedrich Nietzsche

Poniendo como ejemplo concreto mi caso, si miro al pasado veo con mucha claridad todos y cada uno de los pasos que me han llevado a estar dónde estoy, soy consciente de todas las decisiones que he tomado.

No se puede hablar de malas decisiones porque no lo son ( tengo que decir que mientras me ocurrían si que lo pensaba), ya que cuando miro mi vida ahora, estoy contenta.

La vida me ha ido poniendo a las personas adecuadas en cada momento para yo poder continuar.

Gracias a ellas, vivo la vida pasito a pasito y haciendo caso de mis sentimientos, de qué resuena en mí para ir por un camino o por el otro. Os soy sincera, me ha costado mucho llegar hasta aquí y aún tengo muchas resistencias que debo quitar, pero por lo menos he llegado.

Arriesgarse es perder momentaneamente el equilibrio. No arriesgarse es perderse a uno mismo.

Soren Kierkegaard

¿Os acordáis de los libros que para cada capítulo podías elegir varios caminos?

Pues debo deciros que así es la vida tal cual yo la veo.

Cuando se plantea un problema, podemos elegir varias soluciones:

Tendremos, la más sencilla de todas.

La que no nos convence mucho, pero creemos que es la mejor solución ¿la mejor para quién?

Y luego está la que nos dice que esa es la correcta pero que no la elijamos porque sería una locura.

Bien, y os preguntaréis, con cual me quedo de las tres. Muy sencillo, con la que sintáis que es la correcta y la perfecta para vosotros, la que os dice con total y absoluta certeza que aun pareciendo una locura es la solución.

Porque cuando las decisiones a lo que llamamos problemas las tomamos desde la Fe, la confianza y el Amor, nada puede salir mal.

Cuando decidimos que queremos tomar este camino, empiezan a surgir las sincronicidades, es decir, una cosa te lleva a la otra y luego a la otra y así sucesivamente sin tener la necesidad de pensar cual es el próximo paso que debemos de dar.

De esta manera hacemos que la vida sea muy sencilla, porque una cosa tengo muy clara, la vida es tan complicada como nosotros queremos que lo sea.

Si habéis llegado hasta el final os doy las gracias por leer este artículo y os invito que leáis más de los que tengo en el blog.

©Ziortza Castro Belaunde

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.