Me siento perdida

Me siento perdida, completa y absolutamente perdida. Si me preguntas por qué camino estoy yendo, te diré que por el del medio, porque la verdad es que siento un vacío en mi corazón que no me deja saber qué es lo que quiero.

Estoy sentada delante del ordenador y estas palabras fluyen desde mi interior, pero no sé qué es lo que estoy escribiendo, porque dentro siento que no tengo nada.

Os parecerá extraño, pero necesito a mis guías. Sé que se encuentran junto a mí en cada momento, pero yo quiero algo más, quiero verlos, quiero escucharlos, quiero tener largas charlas con ellos, no para que me digan que es lo que tengo que hacer, sino para poder hablar con alguien que me entienda.

Quiero escuchar a mi intuición y dejar llevarme por ella, aún sabiendo que el camino que me está dictando en esos momentos no es lo que estoy buscando y parezca el mayor disparate, pero se que si les hago caso sabré que es el perfecto para mí, porque de el sacaré una enseñanza, y llegaré al punto que diré que era el camino correcto y perfecto, puesto que al seguirlo he aprendido, he crecido, y todo se ha solucionado de la mejor manera para mí.

Me siento vacía, y quiero estar llena, pero de un modo muy superior a mí.

Necesito encontrarme.

El sufrimiento te hace despertar para experimentar el amor y la felicidad. Porque solo existe el dolor, si tú estas dormido y alejado de la realidad.

ANTHONY DE MELLO

Si te ha gustado, mira otros relatos dentro del blog

©Ziortza Castro, Revista ieup!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *