Despertar

Llevo ya unos años intentando despertar, despertar de este sueño llamado vida.

Hará como unos 10 años que empecé a pensar que no me gustaba lo que estaba viviendo, que yo no me gustaba, que la vida no podía ser lo que vivía, sino que tenía que haber algo más. Pero como todo, un día empecé a distraerme con otra cosa que de cara al exterior me llenaba y se me olvidó.

Pero sólo fue eso, pura fachada, porque unos pocos años después, empecé a pensar lo mismo que hacía 10 años, que la vida tenía que ser algo más.

Y desde entonces, sigo buscando mi camino, un camino de autoconocimiento, que aún hoy en día no he terminado, creo que nunca se termina.

Empecé como empiezan muchxs, con libros de autoayuda. Me he leído y comprado una infinidad de libros de autoayuda, que han ido guiándome hasta donde estoy ahora.

Por el camino he ido aprendiendo que todo lo que somos, todo lo que creemos, todo lo que hacemos, todo lo que nos hacen, tiene un común denominador, que es YO.

Si, nuestra vida depende única y exclusivamente de nosotros, de cómo vivimos nuestra vida, de cómo pensamos en nuestro día a día, de cómo afrontamos los problemas.

Nadie nos hace nada, nadie nos quiere mal, somos nosotros con nuestras creencias, los que nos creemos que el mundo está en nuestra contra. Por ello, llegar a ver que la vida es algo más que lo que vivimos, es una tarea muy difícil, pero a la vez muy enriquecedora, porque te haces consciente de toda tu vida y es en esa consciencia, cuando empiezas a vivir de verdad.

He aprendido que no solo somos cuando nacemos, sino que somos nuestros antepasados, sus vivencias. Arrastramos toda una carga familiar de gran magnitud, a parte de lo que hemos podido ser en vidas pasada. Es todo un mundo. Cuando te haces consciente de todo ello, la primera capa de la carga emocional, ya la has quitado, ahora tocaría quitar el resto de capas de una cebolla, la cual el final, es decir, lo que realmente somos, esta a millones de años luz.

Yo no se en qué punto me encuentro, pero se que aún me queda un largo recorrido para llegar a SER.

Seguiré comprando libros que me ayuden a crecer, seguiré escuchando audiolibros, seguiré el camino que paso a paso me guía para descubrirme.

Seguiré buscándome a mi misma en este mundo, el cual tengo la creencia de que es mas simple de lo se cree.

Un mundo que nos da infinidad de señales para que sigamos el camino, y nosotros, sabelotodo, no le escuchamos.

Pensamos que somos nosotros los que le damos vida al mundo, cuando es el mundo quién nos da vida a nosotros.

Empecemos a ser humildes de corazón y descubriremos que la magia existe, que todo lo que nos rodea es mágico.

Volvamos a ser niños.

“En ocasiones el proceso de despertar espiritual es tan sutil y gradual que prácticamente es imperceptible. Tras meses o años, una persona mira hacia atrás y se da cuenta de que se ha producido un cambio profundo en su compresión del mundo.”

Stanislav Grof

Si te ha gustado esta entrada, puedes leer «Ella era fuerte«, un relato de cómo tenemos que dejar que todo fluya, de dejarnos llevar por esa fuerza interior para que la vida suceda.

©Ziortza Castro, Revista ieup!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.