Bolsas de cumpleaños. Olgateko Gozoki Denda.

Laia tenía tantas ganas de repartir las bolsas de cumpleaños entre su clase que se le estaba haciendo eterna la llegada del tan ansiado día.

Por su parte, su madre se devanaba los sesos pensando cómo poder hacer para que su hija pudiera repartir las bolsas entre los compañeros para no perder la costumbre.

Esta situación ya había prohibido demasiadas cosa y tenía muy claro que esta no lo iba a consentir, los niños son el futuro de la sociedad y si no les hacemos felices aunque solo sea en su día, qué es lo que nos queda.

Este año 2021, como el anterior, también tenía que hacerlo de una manera algo distinta a como estaba acostumbrada, pero seguro que algo se le ocurriría, puesto que de una cosa estaba muy segura, el cumple de su niña lo celebraría si o si con unas buenas bolsas de cumpleaños llenas de gominolas.

Pensando, pensando, se le ocurrió que si las bolsas no podían ir al cole, el cole iría a las bolsas.

Así que con un poco de reparo se dirigió a Olgateko Gozoki Denda para hablar con Esti y plantearle una solución que se le había ocurrido.

La solución no era otra que los niños y niñas, a la hora de la salida del cole pasaran por la tienda a recoger su correspondiente bolsita.

Ella se encontraría en la calle, a la entrada de la tienda, con su niña, para poder dar las gracias por el engorro que suponía para los padres y/o abuelos tener que acercarse hasta allí,de acuerdo, no está tan lejos, pero muchas veces hay otras cosas que hacer y desviarte del camino supone un poco más de tiempo del que a veces disponemos.

También quería ver la cara de su niña y de sus compañeros a la hora de recoger las bolsitas.

La solución que le planteó le pareció perfecta, Esti no tenía problema alguno en que una clase entera se pasara por allí y les repartiera su correspondiente bolsita, es más, ver la cara de satisfacción de todos y cada uno de los niños la haría feliz.

Asi que así lo hicieron.

Llegado el día, Laia y su madre se dirigieron sin pararse con nadie, hacia Olgateko Gozoki Denda y en cuestión de 10min, los niños y niñas fueron llegando para recoger su sorpresa y poder disfrutarla en el parque, no sin antes, haber merendado.

Laia estaba encantada, sus compañeros acudieron en masa a la tienda, a por su sorpresa, tuvo muchas felicitaciones, estirones de oreja, tanto de los padres, como de los abuelos.

Fue una tarde inolvidable, un cumpleaños genial.

Gracias a su madre y a Esti de Olgateko Gozoki Denda, se encontró una nueva solución que después alguna madre puso en marcha con el cumple de su niño.

Merece la pena buscar soluciones a problemas que a priori no tienen solución.

El atrevimiento de esta madre hizo que su hija llegara a casa agotada pero feliz de la vida.

Al fin y al cabo qué es la vida sino momentos.

Lee más artículos de Olgateko Gozoki Denda aquí.

©Ziortza Castro Belaunde

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.