Lencería sin costuras

Metidas ya en la primavera y con el verano pisando los talones, a las mujeres se nos presenta otro gran dilema, entre muchos otros, a la hora de vestir.

Es época de verse más sexys, de vestir con el objetivo de gustarte pero también de que nos miren, y la que diga lo contrario miente.

De acuerdo que tenemos que vestir por y para nosotras, pero a quién no le gusta que la miren, que le digan lo guapa que se ve, vamos chicas, seamos sinceras con nosotras mismas, a nadie le amarga un dulce siempre y cuando tengamos los pies bien pegaditos a tierra.

En las épocas estivales, las prendas de vestir están hechas con tejidos que nada tienen que ver con los que usamos en invierno, son tejidos más frescos, más finos y transparentes.

Por todo ello, debemos usar ropa interior acorde con los vestidos, camisetas, faldas… para que no se note, tiene que ser una ropa interior sin costuras, sujetadores con la opción de quitar los tirantes.

Este tipo de lencería, como pueden ser bragas, fajas o incluso medias transparentes, las costuras han sido sustituidas por un corte láser, que hace que no se note nada de nada, que no apriete.

Es una lencería mucho más fina, pero con la misma calidad que una tradicional.

Y con esta introducción paso a contaros un caso que vino a la tienda hace unos días.

La clienta se había comprado un vestido que a simple vista no tenía nada de especial.

El problema y lo digo porque realmente es un problema, fue cuando se lo puso.

Le marcaba cada parte de su cuerpo, cada pequeño michelín que tenía y eso que es una chica con una talla de lo más normal, pero el vestido de por sí, ya era muy apretadito.

Claro, ella no había tenido en cuenta ese pequeño gran detalle y la sorpresa fue morrocotuda.

Imposible salir a la calle con una lencería que tenía costuras, puesto que se marcaban todas, este detalle como punto número uno, y segundo, ella, que no tenía mucha grasa acumulada, el vestido sacaba lo mejor de sí.

Así que no tuvo más remedio que comprase una faja reductora de corte láser junto con una braga de corte láser.

Como veis, las fajas reductoras no solo son válidas para chicas rellenitas, sino que es un tipo de lencería que puede usarla cualquier chica sin excepción, solamente para que un vestido ajustadito quede mucho más entallado.

Con esas dos simples pero prácticas prendas, el problema con el vestido fue solucionado.

Pero lo más llamativo fue que con la faja reductora el vestido le quedaba mucho mejor, puesto que realzaba la figura y le daba un toque de elegancia a un vestido que a simple vista no decía nada.

Como veis, llevar una ropa interior acorde con el exterior, marcará una diferencia como del agua al vino.

Simplemente con ese pequeño gran detalle puedes pasar de ir muy normalita a verte muy elegante.

www.lenceriachelyma.es

©Ziortza Castro Belaunde

Pincha aquí para leer más artículos sobre Lendería Chelyma.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.