Sirven para celebrar una boda, bautizo, comunión. Sirven para cuando estas triste y lo único que quieres es ahogarte en dulce. Sirven para una noche de peli en casa, ya sea solo o acompañado. Sirven para recompensar a alguien por algo. Sirven para cuando estas estudiando o haciendo los deberes. Sirven para los días de lluvia y pleno invierno. Sirven para el verano, en una terracita y con amigos. Es que me pongo a enumerar las situaciones en las que las txutxes nos acompañan y son infinitas.

Si te apetece ver las entradas que he creado para Olgateko Gozoki Denda puedes pinchar en el siguiente enlace:

Olgateko Gozoki Denda