Ritual de Nochevieja, 2021

Como todo ritual que se precie, antes que nada, vamos a colocarnos en la claridad de “para qué” lo hacemos.

La intención más propicia a trabajar en el ritual de Nochevieja es: “afianzar los deseos del nuevo año”.

Y amigxs, la mejor forma es palpándolo, vivenciándolo a través de los cinco sentidos.

Es llamar a nuestro inconsciente, para que se ponga en acción, que atraiga aquello que necesitamos.

Por la vía del inconsciente, navega la conexión mágica entre alma y Universo. En este inconsciente, habita el poder de atraer las circunstancias favorables/impulsoras del Camino.

Así que vamos a “llamar a nuestro inconsciente”, enfocarlo en la intención de “qué queremos lograr”. Vamos a hablar su idioma.

¿Qué lenguaje utilizamos constantemente? El de nuestros cinco sentidos.

Los utilizaremos para “llamar/enfocar” nuestros recursos inconscientes. A la vez, y conscientemente concretamos nuestra intención.

  • Para contar desde lo visual: vamos a utilizar el color caldera. Necesitamos algo de nuestra ropa que sea: de color caldera/ladrillo/tierra rojiza. Algo que sea visible. Lo ideal es que vistamos de ello durante todo el día 31, incluida especialmente la cena. Así que no tiene por qué ser una cosa sola, puedo intercambiar. A la mañana puedo usar una chaqueta de ese color; a la noche, un pañuelo. ¿Por qué el caldera/tierra rojiza? Porque el nodo norte astrológico entra en Tauro. Es decir, este año nos toca tener mucho los pies en la tierra, atender a lo concreto, y siempre desde buscar un equilibrio entre fuerza terrenal y paz emocional. A través del lenguaje del color, le estamos diciendo a nuestro inconsciente: “mirada clara y concreta/fortaleza tangible/paz interna”. El 2022 es un año de avanzar en logros concretos; vamos a ayudarle desde nuestra disposición. Conectando con la fortaleza que llevamos dentro, con la claridad de criterio. Es año de conquista de soluciones concretas en nuestras vidas, ¡pongámonos en marcha!!!.
  • Para trabajar el sentido del gusto: usaremos la canela. La canela es símbolo de abundancia y buena suerte. Vamos a emplearla para hablar con nuestro inconsciente, y a través del sentido del gusto. Cocinando con canela, o comiendo algo que la lleve: ya sea dulce o salado. Por favor, para quienes no cocinéis, que en vuestra mesa se comparta al menos un alimento, que contenga canela. Lo importante es la intención que pongamos; ya sea cocinando o comiendo. Estamos focalizando a nuestro inconsciente en confiar en la buena suerte, atraer abundancia de lo bueno en nuestras vidas. Y podríais preguntaros: ¿en qué sentido confiar en la buena suerte, en el auto indulgente? No. Es sabernos acompañadxs por “La Vida haciendo a través nuestro”. Por lo tanto, enfoco en positivo. Libero mi mente de círculos concéntricos de negatividad, no me dejo atrapar por la ansiedad. Le cuento a mi inconsciente, a través del sentido del gusto: “estoy en positivo, tengo fé en el potencial de mi camino, y abro las puertas para la abundancia de recursos y de lo económico en mi vida”.
  • Para hablar a través del sentido del tacto: vamos a escribir en nuestra piel. Sí, sí; tal cual!!! Escribiendo en nuestra piel, “declaramos la intención, de qué queremos para este año nuevo”. Entrar con “buen pié”, en el nuevo año. Así que escribiremos en ambos pies nuestra intención. En el izquierdo, lo que tenga que ver con “emocional/sentimental/o estar interno”. En el pie derecho: lo que tenga que ver con “lo concreto/tangible/hechos/incluso cifras económicas”. Y aquí viene algo muy importante: escribirlo con rotulador. No puede ser con punta de metal, porque el metal aleja. Tiene que ser con rotulador. ¿En qué parte del pie? Planta del pie o empeine. Como prefiráis. ¿Cuándo hacerlo? Desde la mañana del día 31.
  • Para hablar desde el sentido auditivo: vamos a colocarnos en atención interna. Mi gente, importante que este día 31, todo el día, estemos atentxs a qué hablamos y desde dónde de nosotros. Sobre todo, estar presentes cuando hablamos de los buenos deseos del año. Hacerlo desde la intención consciente. Cuando expresamos esos buenos deseos, interiorizar ese deseo desde dentro. Para uno mismo y para los demás. Y, al menos, cuando estemos preparando la mesa o preparándonos para la cena, elegir la música. Liberarnos un rato de la tele, de que “nos piensen nuestra vida” y para “contar nosotros la vida que queremos alcanzar”. En gran medida somos autores de nuestro camino. Es verdad que con los hilos que tenemos, y con ellos somos los diseñadores. ¡Elijamos que degustar en el año!!!: cómo vestirme para avanzar, qué pensar y compartir, claros en la intención, propiciando los avances concretos.
  • Hablar desde el sentido del olfato es importantísimo, uno de los más ancestrales del ser humano. Así que algo sencillo y potente: el olor a café. El día 1, a la hora que elijamos, vamos a impregnar los rincones de nuestra casa con olor a café. Si podemos, el primer café de la mañana o el de la tarde. Hacemos una cafetera, (y con mucho cuidado), nos la llevamos por la casa, levantando la tapadera, para que impregne de estímulo y alegría el nuevo año. Luego hay que tomársela,,,,o compartirla. El concepto de nuestro ritual es que nos preparamos el día 31 para el nuevo año; y el día 1, remarcamos nuestra intención. Con el sentido del olfato, decimos a nuestro inconsciente: “me posiciono en estimulo, abierto, atento a aprovechar las oportunidades que vienen”. En alegría de ser.

Cada grupo de células que componen los sensores de nuestros sentidos, mandan una información a los receptores del cerebro. Y en nuestro campo cerebral se da algo un doble lenguaje. Hay un mecanismo de funcionamiento intelectual, lo que se llama cognitivo. Y el milagro de un mecanismo inmaterial, latente, que es propiciatorio de cambios/ de atraer/ de movilizar como una dinamo “mágica”. Llamamos a la activación de ambos hemisferios, porque en uno habita el poder de funcionar; en otro, la magia de crear.

Feliz año nuevo para todxs.

©2021, Maite Elorduy para la revista ieup

tallerdetarot@yahoo.es

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.