Positividad tóxica.

Lo negativo de ver todo positivo

Es cierto que debemos enfrentar los retos diarios sin importar lo que ocurra, pero eso no significa que debamos permanecer siempre positivos ante la adversidad y negar que las cosas puedan estar mal. El psicólogo clínico Konstantin Lukin explica que si tienes un concepto de la vida demasiado positivo y niegas que las cosas pueden estar mal —o ya lo están—, es posible que vivas con positividad tóxica.

Lo que hay que hacer con los errores: reconocerlos, admitirlos, aprender de ellos, olvidarse de ellos

Dean Smith

La positividad tóxica es la actitud que mantiene un optimismo permanente y excesivo ante cualquier circunstancia, negando, invalidando y minimizando los demás estados emocionales que forman una experiencia humana genuina.

Este estado de felicidad desbordada y continua tiene su origen en una sociedad que reproduce todo el tiempo el ideal de felicidad, productividad, positividad y éxito, condenando el resto de colores que dan forma al amplio arcoíris de actitudes y emociones y por lo tanto, creando expectativas que no corresponden a la realidad.

Es importante ser honesto sobre tus sentimientos, cuando atraviesas una situación difícil. Es necesario aceptar que algo te enfurece o te deprime, ya que es más saludable para el cuerpo y la mente que mentirte con frases positivas.

La positividad tóxica no sólo afecta a quien la padece, también a las personas que están a tu alrededor. Convivir con alguien excesivamente optimista puede afectar tu autoestima y tu seguridad, ya que la persona con positividad tóxica tiende a minimizar los sentimientos de los demás, tiene poca empatía y hace sentir culpables a los otros por su falta de optimismo.

Aceptar las emociones difíciles te ayuda a superarlas y a reducir su intensidad. Al sacar las cosas del pecho, incluso las negativas, es como quitarte un peso de los hombros y es mucho mejor que pretender que todo está bien. Las emociones no son buenas o malas, debes aprender a verlas como una guía, pues nos ayudan a entender mejor lo que nos sucede y rodea.

Intentar ser positivos no tiene nada de malo, pero es importante poner atención y procesar todas nuestras emociones; para así entendernos mejor a nosotros mismos y los demás.

©Ikerne Rosales

Puedes leer mas cositas del blog pinchando aquí.

Fuentes: https://lamenteesmaravillosa.com/positividad-toxica-cuando-el-optimismo-es-un-arma-de-doble-filo/, https://americanhealthandfitness.com.mx/salud/positividad-toxica-que-es/#:~:text=La%20positividad%20t%C3%B3xica%20es%20la,forman%20una%20experiencia%20humana%20genuina y https://www.vix.com/es/vida-e-inspiracion/226165/ser-positivo-todo-el-tiempo-no-es-tan-bueno-como-parece-que-es-la-positividad-toxica.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.