Valores perdidos-olvidados

El otro día escuchaba por televisión, que los jóvenes de hoy en día han perdido todos los valores y el respeto, tanto a las personas como hacia las cosas.

Que NO tienen ningún aliciente de NADA, que les da igual todo.

Pues como persona ante todo, como mujer, como madre, SI que veo que la sociedad poco a poco se sumerge en una oscuridad en dónde la frase “la luz al final del túnel” tardará en llegar.

Pero también he de decir, que NO podemos ni debemos echar la culpa a los jóvenes, ya que ellos son unos peones, como la inmensa mayoría de todos nosotros.

Y entonces os preguntareis ¿De quién es la culpa?

Qué manía con culparnos los unos a los otros.

La RESPONSABILIDAD, es de todos en general y de cada uno en particular.

Para que las personas respetemos los valores que hacen que la sociedad pueda avanzar de manera global, debemos de hacernos preguntas.

Preguntas tales como…

  • ¿De verdad me gustaría a mí que me hicieran esto?
  • Si yo NO respeto a nada ni a nadie…¿estoy faltando el respeto a esa persona o cosa(por romperla, por ensuciarla…), o por el contrario, me estoy faltando el respeto a mi mismx?

Como podéis leer, son preguntas que nos debemos hacer lo primero a nosotros, y muy importante, debemos saber responderlas.

Solemos decir que los niños y los chavales hacen lo que ven y oyen tanto en casa como en la calle.

Entonces, sino valoran ni respetan nada…¿Qué están viendo y oyendo/escuchando?

Esta pregunta, para mí, es preocupante.

Otra palabra que debe ir después de VALOR es EDUCACIÓN.

Fijaos que digo después ya que puedes ser SÚPER EDUCADX, pero importarte todo un pimiento, como se suele decir.

Para aprender a VALORAR, a SER EDUCADX, a ser CÍVICX, siempre por delante de nosotrxs debe haber un referente que nos ayude, que nos guíe y que nos enseñe a ser todo ESO.

Y en este punto, voy a dejar de lado el clan familiar y de amistades, y voy más allá.

Como sociedad, elegimos a personas que nos representen ante cualquier situación, ante cualquier ataque, personas que sean competentes en sus labores, como se pide en cualquier empresa privada a la que acudes a trabajar o como se exige a cualquier autónomx que desees contratar.

Y esto ya va a título muy personal:

Tenemos mucha incompetencia, muchas personas que se llenan la boca diciendo que lo hacen por el bien de todos.

Pues he de decir que los VALORES de todos ellos han quedado muy por debajo de los VALORES de los jóvenes de hoy en día, de los VALORES de mujeres y hombres.

Hemos vivido una situación dónde los VALORES han quedado por el subsuelo.

Dónde ha aflorado aún más si cabe, la avaricia, la ira, el ego, el “lo primero yo y tú me das igual” en vez de “lo primero yo para luego poder ayudarte a estar bien”.

Dónde los derechos y libertades han quedado más que en entre dicho.

Dónde la libertad de expresión se ha tenido que callar la boca.

Estos son los VALORES que se encuentran en el subsuelo y de los cuales, sino abrimos los ojos, aprendemos.

Así que , SI, el clan familiar y las amistades pueden ayudarte a FLORECER o a MARCHITAR, pero también los que como ciudadanos hemos elegido.

Para mí, en estos momentos, lo que están provocando es que un maravilloso campo de flores, de verdes praderas, de aguas cristalinas, se transforme en un campo de minas, lleno de barro.

Y sabéis qué: NOSOTROS TENEMOS LA CULPA.

Volvamos a VALORAR (NOS) como nos merecemos.

©2022, Ziortza Castro Belaunde – Revista ieup

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.