Significado de NADA/ NO HACER NADA

¿A qué nos referimos cuando hablamos de la NADA, de NO HACER NADA?

Distingo en la pregunta anterior dos conceptos diferentes.

NO HACER NADA, está relacionado con dejar de hacer lo que haces habitualmente y todos los días, o, dedicarte a la contemplación más absoluta.

La contemplación más absoluta para mi es, tumbarse en el sofá a ver la TV o a dormir, también puede ser ir a la playa y pasarte horas en posición horizontal, eso sí, de vez en cuando te mueves para que los músculos no se agarroten, importante, en este segundo supuesto, darse mucha protección.

Por otro lado, si te dedicas todos los días ha cocinar, por ejemplo, seguro que por lo menos un día a la semana necesitas NO HACERLO, y lo que quieres es que por un día te pongan la comida en el plato.

Eso, para ti, es NO HACER NADA.

Por lo tanto, NO HACER NADA, es hacer algo diferente, por lo general suele ser OCIO, algo que te distraiga, que evite que pienses, que pongas la mente en blanco y te encuentres distraidx con lo que más te gusta.

Por otro lado, qué puede significar NADA.

Para este concepto de la NADA, yo lo interpreto de esta manera.

NADA=SER

TODO=PENSAR

Es decir, cuando tomamos la vida según se presenta, sin hacer preguntas que nos lleven a otras preguntas y por lo general, sin respuestas correctas.

Cuando dejamos que todo surja, desde el sentimiento.

Es en ese preciso momento cuando NO HACEMOS NADA, simplemente, el NO HACER, lleva al HACER desde el SER.

Siempre me escucharéis desde la forma en la que me expreso, que todo tiene un por qué y un para qué, que todo ocurre por algo.

Pues el dejar que todo ello sea, hace que el NO HACER NADA, nos lleve por los caminos correctos y sencillos de la vida.

Cuando forzamos las situaciones para poder conseguir objetivos, muchas veces abrimos puertas que deberían seguir cerradas, pero que desde nuestro afán de conseguir lo que queremos, en su mayoría y dando tiempo al tiempo conseguimos el efecto contrario.

Por eso la NADA es tan importante, porque nos lleva por el lado del corazón en vez de la mente.

Es un tema algo complejo de explicar, pero una vez que captas la esencia de la NADA, te tiras a la piscina, es decir, confías, la NADA da paso al TODO, pero un todo dónde la mente analítica, pensante, se encuentra desactivada.

Y solamente se activará cuando sea absolutamente necesario, cuando nos encontremos en situaciones de verdadero peligro, porque es en estas situaciones cuando debemos pensar qué hacer, y siempre desde el sentir.

La pena de todo esto es, que la NADA, entra muy pocas veces en el juego.

Suele ser cuando nos encontramos con situaciones a las que estamos muy poco aferradxs.

Si os fijáis, ante estas situaciones solemos decir, “bueno, ya veremos qué pasará, el tiempo lo dirá”.

Ahora, cuando estamos aferrados a algo, la NADA, pasa a formar un TODO, es decir, la mente entra en nuestro juego y nos bloquea de tal manera que empezamos a pensar demasiado en el “problema”, nos bloqueamos y todo va de culo y cuesta abajo.

Espero que esta definición os sirva para algo, ya se que puede resultar complicado de entender y explicar, así que, quedaros con algunas pinceladas y el resto que fluya.

Por supuesto, es mi forma de verlo.

©2022, Ziortza Castro Belaunde – Revista ieup

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.