Aprendiendo a ser emprendedora

Como os puse en el artículo anterior de la editora opina, llevo 5 largos años siendo emprendedora.

Digo largos, porque emprender no es moco de pavo y aunque 5 años sean un suspiro, contados en momento emprendedor son todo un reto y un logro.

Me gustaría daros un consejo y luego ya que cada uno lo haga suyo y lo vaya adaptando según va avanzando en el basto mundo del emprendimiento.

VACÍATE

Es lo único que quiero que tengáis claro.

Quiero decir exactamente eso, libérate de todos tus pensamientos, tus sentimientos, tus emociones, tus creencias, los me han dicho, los me aconsejan.

Empieza de cero tu vida, a ver, se entiende que la vida que vas a empezar siendo tu propio jefx, pero que a su vez va a influir en tu vida personal.

Escucha, escucha y escucha, lee, lee y lee. Infórmate e instrúyete.

Por mi experiencia quiero decir, que ser autónomo va de ser humilde y sincero contigo mismx, de dejar que tus pretensiones empiecen de cero, de buscar mucha ayuda (también la hay en formato gratuito) y de dejarte guiar.

Una de las cosas muy a tener en cuenta cuando empiezas con un negocio, es ser consciente de que te conviertes, automáticamente, en comercial, como lo oís, un autónomo, empresario, es un comercial, así que hay que trabajar si o sí esa parte.

Ya sabemos que vender cuesta, pero también sabemos que si no lo hacemos el barco se hunde.

Existen infinidad de cursos sobre venta, pero también se que por muchos cursos que te den, interiormente sabes si vales o no.

Esta parte lo enlazo con lo que he puesto al principio, VACÍATE.

¿Por qué vaciarse?, pues porque venimos con muchos programas de serie, y seguro que algunos de esos programas nos impiden realizar tareas que son imprescindibles para emprender, entre ellas está la venta y el saber el valor del producto que vendes que está ligado al valor que te das al hacer TU trabajo.

Tenemos que conocernos interiormente para poder continuar exteriormente.

En mi caso, la venta siempre me ha costado, pero siempre he tenido muy claro que NO era la gente la que rechazaba mi producto.

Ni era mi producto el que fallaba.

Fallaba yo, así es, yo era el origen de todas mis penurias.

Pero hasta que te das cuenta de eso, si es que te das cuenta, pueden pasar varios meses, incluso años.

Menos mal que en mi caso no hizo falta que pasaran décadas.

Una vez localizado y focalizado el problema, me puse manos a la obra y empecé a limpiar todos los programas que llevaba de serie.

Este proceso hasta la fecha me ha llevado un año, que a quién esté leyendo este artículo no tiene por qué ocurrirle lo mismo, su proceso evidentemente será distinto, y creo que nunca lo terminas.

En otro artículo os contaré el proceso que he seguido, sigo y que seguiré, porque me ha ayudado a tener calma.

También deciros que durante este año he seguido trabajando, y mi negocio, igual que yo, ha pasado, cambiado, evolucionado, por muchos momentos.

Gracias por estar al otro lado de la pantalla leyendo mi experiencia, si tenéis algún comentario que hacerme rellenar el apartado comentarios y con mucho gusto os responderé.

©Ziortza Castro Belaunde

Puedes leer más cositas pinchando aquí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.