Carta a mi yo del futuro

Carta a mi yo del futuro:

Año 2050,

No hace mucho tiempo, la humanidad pasó por una situación algo complicada, por llamarlo de alguna manera.

Sé que hasta la fecha en la que puedas leer esta carta habrán pasado muchas otras situaciones complicadas…o no, pero ya te las contaré en otra carta.

Como si de un cuento se tratara, de la noche a la mañana apareció un virus.

Este virus empezó a asustar a la humanidad, yo mas bien creo que fue la humanidad la que se fue asustando persona a persona como si de un virus se tratara.

Pero como en todas las historias de miedo, siempre hay un final que da paso a un nuevo comienzo.

Para mí, el nuevo comienzo fue que vi una sociedad que empezó a interesarse más por cosas que antes ni se planteaba.

Empezó a aprender de Leyes, de derechos, empezó a leer lo que antes ni siquiera se planteaba.

Empezó a ver oportunidades donde antes encontraba obstáculos.

Empezó a decir SÍ puedo, frente a lo intentaré o conmigo no cuentes.

He visto con mis propios ojos que hemos empezado a encontrar oportunidades, perdón, rectifico, a ver las oportunidades, ellas siempre han estado ahí para nosotros pero nuestros cinco sentidos no las percibían.

Quiero pensar que por fin crecemos como sociedad en unión, que debido a la situación, hemos pasado de bebés a adultos saltándonos unos cuantos pasos que son esenciales para el desarrollo, pero como hemos madurado, esos pasos los iremos aprendiendo según vayan llegando las oportunidades, porque otra de las cosas que hemos aprendido es a no enfocarnos en algo, sino a mirarlo con todos los sentidos, ellos son los que hacen que nos demos cuenta de los infinitos caminos que tenemos para llegar a un mismo punto.

Me gusta cómo está evolucionando el mundo, está más amable, más amoroso y más empático.

Se está creando una sociedad que se une por causas varias, por causas que miran por el derecho de las personas en vez de los intereses.

Qué malo es vivir por los intereses, ellos nos hacen que nos centremos en nuestro ego, en vez de centrarnos en las personas.

Los intereses provocan opresión, aprietan de tal manera que asfixian, llegando a provocar en la población una inseguridad que en el momento de dejarla libre ya no sabe cómo debe de actuar y empieza a comportarse como verdaderos animales que viven en la Sabana Africana, viviendo por y para sobrevivir.

P.D. Qué bonito si cuando leas esta carta todo esto que he escrito sea cierto.

Ziortza Castro

©Ziortza Castro Belaunde – Revista ieup!

Puedes leer más cositas en este enlace.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
Responsable: Ziortza Castro Belaunde
NIF: 78885155P
Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
hola@revistaieup.com
Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
Legitimación:A petición de la propia persona interesada
Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.