Fingir 

La gente puede fingir durante unos días, pero no durante toda una vida.

¡Literal!

Cuando empiezas a leer libros de auto ayuda, te dicen que sonreír es importante, que cuando pones una sonrisa en tu boca, tu mente y tu cuerpo responden a esa sensación.

Y puede ser así durante unos cuantos días, meses, o incluso años.

Puedes dar a la gente esa energía que ellos necesitan para continuar con su vida, puedes dar a la gente la necesidad de querer estar contigo por que les haces sentirse bien con tu positividad, con tu forma de ver la vida, al fin y al cabo con tu energía.

Pero os digo una cosa y esto ya es experiencia propia, llega un momento que tu cuerpo, tu mente, tu Alma, dicen !BASTA¡

Basta ya de fingir que siempre estas bien, que siempre estas contentx, que todo es maravilloso.

Llega un momento que GRITAS, que dices, hasta aquí hemos llegado.

Y empiezas a permitirme momentos de tristeza, de soledad, de risas, momentos de llorar desconsoladamente porque es lo que necesitas, momentos de felicidad, momentos de simplemente estar.

Y ahora es cuando la gente empieza a preguntar: qué te pasa, tu no estas bien, unas veces estas cabizbajx y otras veces eres la personificación de la alegría.

Pues para lxs que nos permitimos estos momentos he de deciros que si que estamos bien, pero que como humanos que somos, necesitamos liberarnos por dentro todo cuanto podamos, para así, poder dar lo mejor de nosotroxs mismxs, para nosotrxs mismxs, porque estos momentos nos harán tener una mente sana e irradiar LUZ, una luz que los que nos rodea captarán a la perfección.

Como digo siempre, desde la CONSCIENCIA, de lo contrario, pasaríamos a ponernos malxs.

Si no te permites ser, tu interior jamás estará bien para aguantar todos los desafíos que te ofrece la vida y seguir creciendo.

Es mi experiencia, lo que yo he vivido y lo que vivo.

 

©2021, Ziortza Castro Belaunde – Revista ieup!