Después de unos meses…

Hola!

Llevo unos meses sin escribir de manera continua, como era costumbre, concretamente desde enero.

Sí que he escrito artículos que me han encargado, no os vayáis a pensar que he dejado de trabajar, ni mucho menos, pero mi formato ha sido muy diferente.

Todos necesitamos momentos de reflexión, de encauzamiento, aunque se trabaje por cuenta ajena. Es cierto que los momentos que nos podemos dedicar a la reflexión cuando el trabajo es para otro son con diferencia muy diferentes. Pero todos en determinados momentos de la vida necesitamos reflexionar.

Pues este ha sido mi caso.

Este primer semestre del año lo he dedicado al trabajo interno.

Llegué a un punto en el que sentía que había dejado de conocerme, que seguía las pautas que la sociedad me iba marcando, pero que en nada se parecían a las que yo quería, a las que yo necesitaba y con las que yo podía ser YO.

He necesitado seis meses de mi vida para volver a enamorarme de Mí. Para seguir lo que yo quiero, a lo que yo aspiro y a lo que yo necesito.

Ha sido un viaje muy duro, porque meterte en tu interior y sacar todo lo que sobra es muy complicado. Muchas veces, o la mayoría, este trabajo tan necesario lo vamos dejando, posponiendo u olvidando, porque nos da tanto miedo re-conocer toda la mierda que llevamos con nosotros, que nos es más sencillo seguir con la vida que conocemos, aunque no nos guste nada.

Es un trabajo que solo lo puede hacer uno mismo, una misma. De vez en cuando nos atascamos, si, y podemos pedir sopitas, pero una vez que nos han sacado del atasco, debemos continuar por nuestra cuenta.

Es un trabajo que deberíamos hacer todos y todas, ya que es muy necesario, aunque no seré yo quien os diga lo que debéis hacer. Es un trabajo que se hace solo cuando se está preparado para ello.

A mí me ha costado mucho llegar a darme cuenta de que debía deshacerme de muchas cargas que llevaba a cuestas, y mucho más, darme cuenta de que muchas de ellas no me pertenecían.

Es como cuando sentís la imperiosa necesidad de hacer limpieza en casa porque está tan llena de cosas absurdas e innecesarias que solo con mirar ya os sentís agobiados.

Vuelvo con las pilas muy, pero que muy cargadas.

No voy a publicar tan a menudo como lo hacía antes, pero sí que voy a seguir escribiendo, es lo que me gusta, lo que me ayuda a expresar todo lo que llevo dentro.

Un fuerte abrazo para todos y todas.

©2022, Ziortza Castro Belaunde – Revista ieup!