Héroe de carne y hueso

La historia de James Harrison es absolutamente maravillosa. Al conocerla nos damos cuenta de que es un héroe de carne y hueso.

James Harrison nació el 27 de diciembre de 1936. A la edad de 14 años, fue sometido a una operación quirúrgica de importancia en el pecho, que requirió la transfusión de trece litros de sangre y tras la que requirió de meses de hospitalización.

Cuando los médicos le informaron acerca de las transfusiones que lo mantuvieron con vida, se sintió profundamente agradecido con esas personas anónimas que, de un modo u otro, habían salvado su vida.

En ese momento, se prometió a sí mismo que se convertiría en donante tan pronto como tuviera la edad legal para hacerlo (18 años).

Tras las primeras donaciones, se descubrió que su sangre contenía un anticuerpo inusualmente fuerte y persistente llamado inmunoglobulina RHo (D) (RHo (D) immune globulin).

Este anticuerpo naturalmente previene la enfermedad hemolítica en los bebés. Cuando la madre tiene un Rh negativo y su bebé en gestación tiene un Rh positivo, se produce una reacción adversa. Esa incompatibilidad genera problemas durante el embarazo y usualmente da origen a la enfermedad de Rhesus en los niños. La enfermedad produce graves síntomas y puede llevar a la anemia o incluso a malformaciones. En los peores casos, conduce a la muerte.

Cuando se descubrió que James Harrison poseía esa condición tan especial, los científicos le pidieron que donara sangre con mayor frecuencia. Comenzó a donar sangre cada tres semanas y continuó haciéndolo durante 57 años.

Con base en su plasma se desarrolló el RhoGAM, un medicamento que evita los efectos de la incompatibilidad sanguínea entre madre e hijo. Se estima que al menos unos 2.4 millones de niños han salvado su vida gracias a las donaciones de Harrison y al medicamento desarrollado a partir de su plasma.

Harrison ha asegurado que se siente muy feliz de haber ayudado a salvar las vidas de tantos bebés, incluida la de su propia hija.

Sin embargo, en mayo de 2018 con 81 años y por prescripción médica tuvo que dejar de donar para evitar daños en su salud. Con esta última donación, la donación 1173, ha entrado en el Libro Guinness de los récords como el mayor donante de sangre de la historia y la Cruz Roja le ha rendido un gran homenaje

¡Gracias, Harrison! Eres todo un héroe.

Puedes ver mas artículos escritos por Ikerne Rosales, aquí.

Fuentes:  https://lamenteesmaravillosa.com/james-harrison-biografia-de-un-hombre-conmovedor/, https://compromiso.atresmedia.com/constantes-vitales/noticias/james-harrison-donante-sangre-que-salvado-vida-mas-millones-bebes_201805175afd52590cf21eba122a4b6f.html,

©Ikerne Rosales, Revista ieup!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *