Miedo, pereza, no estar preparada mentalmente. A la hora de comenzar un plan para cuidar el cuerpo son muchos los factores que entran en juego.