hojas-plegadas-web

¿Necesitas contenido para tu blog?

Manda un correo a hola@revistaieup.com

o

llama al 636 57 49 45

Cancer de mama y lencería Chelyma

Reiki, Iratxe

Después de la fuerte sacudida que había tenido al ser diagnosticada y operada de cáncer de mama, Eva tenía que ocuparse de un tema muy importante del cual estaba huyendo.

Huía porque después de que le quitaran el pecho y habiendo decidido no hacerse la reconstrucción durante la operación, tenía que empezar a mirar sujetadores, ya había tocado fondo y era hora de empezar la escalada de nuevo.

Sabía que era un tema que quería evitar a toda costa, pero ella era una mujer valiente, siempre había hecho frente a todas las adversidades y no iba a dejar de lado esta.

No ores por una vida fácil, ruega por tener fuerza para soportar una difícil.

Bruce Lee

El médico le había aconsejado que hiciera deporte, eso la liberaría del estrés y le ayudaría a calmar la mente, por lo que tenía que comprarse un bañador lo antes posible y ya de paso renovar los sujetadores, necesitaba empezar también de cero con su lencería. La antigua le recordaba mucho a su vida anterior y sabía que desde el momento en que despertó de la operación tenía que volver a empezar de nuevo.

Sí, os parecerá exagerado, pero durante el recorrido que hacemos de nuestra vida siempre hay momentos en los que toca empezar de nuevo y este era uno de ellos.

En el mercado existen muchos sujetadores ortopédicos para las mujeres mastectomizadas, pero Eva, lo que necesitaba era volver a verse sexy, a sentirse mujer, ese tipo de sujetadores los llevaba desde que había salido de la sala de operaciones, así que decidió que tanto el bañador como la lencería se la compraría en Lencería Chelyma, ya había hablado con Maribel sobre este tema y ella le comentó que tenía muchas clientas en su misma situación y que buscar un sujetador para ella era el menor de los problemas.

 

Sigue leyendo aquí

 

Hombre soltero busca…

hombre soltero busca

Necesitaba conducir, le relajaba, a sus 34 años, era un hombre soltero con una carrera, con casa y con coche, con vacaciones de ensueño, lo único que le faltaba era alguien con quien poder compartirlo.

Solo pedía una chica con la que poder reír, discutir, abrazarse, llorar, (si, los hombres también lloramos), hacer el amor.

Había accedido a tener una cita a ciegas con la hermana de un compañero de oficina, ella también estaba soltera y también buscaba compañía, o eso le había dicho su amigo.

Habían quedado para tomar un café.

Sabía que llegaba pronto, pero es que estaba tan nervioso, que la casa le estaba agobiando, así que decidió ir un poco antes para poder encontrar el sitio y reservar una mesa para dos.

Se dio una vuelta por los alrededores del local para hacer tiempo y cuando llegó la hora se sentó en una mesa, pidió un café y se dispuso a esperar. Y esperó y esperó, hasta que pasadas hora y media, se dijo a si mismo que Sara ya no iba a aparecer.

Cuando fue a levantarse, vio que una chica llegaba a todo correr.

-Perdona, ¿eres Jorge?, soy Sara, disculpa la tardanza, pero es que ha habido un imprevisto en la carretera y acabo de llegar.

 Continúa leyendo aquí

Crítica social

ieup!26
ieup!26
ieup!26
ieup!26

Mira quienes han confiado en la Revista ieup!:

ana-carazo
servibasque
sentimos-necesitamos
olgateko-gozokidenda
formarte
ardines-impresiones
berango-21
berango-lab
chelyma
¿Quieres preguntarnos algo?

    Revista IEUP te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:
    Responsable: Ziortza Castro Belaunde
    NIF: 78885155P
    Plaza San Agustín Nº7 4ºA, 48950 – Erandio (Vizcaya)
    hola@revistaieup.com
    Finalidad:Proporcionar información del producto o servicio que se nos solicita
    Legitimación:A petición de la propia persona interesada
    Destinatarios:No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
    Caducidad:Mientras dure la gestión que se nos pide.
    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos hola@revistaieup.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.